Grosor del pene trás implante de prótesis de pene

BI-grossura-penis


Una pregunta muy frecuente de los pacientes que se someten a una cirugía es el grosor del pene después de la prótesis de pene. Esta expectativa está perfectamente justificada y hoy vamos a hablar más al respecto.

Antes de entrar en materia, necesitamos entender un poco más sobre el mecanismo de erección.

Actúa a partir de una estimulación (visual, sexual y erótica) que permite que el impulso nervioso llegue a la región del pene y produzca la vasodilatación necesaria para llenar los cuerpos cavernosos y endurecer el miembro. Para que permanezca erecto, también se produce una oclusión venosa (que impide la salida rápida de la sangre entrante).

 

Tipos de disfunción eréctil

Cuando existe algún deterioro físico en el mecanismo descrito anteriormente, el paciente puede tener uno de los tipos de disfunción eréctil.

La disfunción eréctil arterial ocurre cuando la vasodilatación es insuficiente para presurizar el cilindro del pene. Esto ocurre cuando los vasos que irrigan el pene están parcialmente bloqueados.

También tenemos la disfunción eréctil de causa venooclusiva, popularmente llamada “fuga venosa”. En este caso, incluso cuando hay erotización y una buena entrada de sangre, hay dificultad para retener la sangre en el interior del cilindro y, en consecuencia, mantener una erección.

 

¿Cuándo usar prótesis de pene?

Cuando hay disfunción eréctil penetrante, es decir, cuando el pene tiende a doblarse o se escapa con facilidad durante el acto sexual, el hombre puede tener indicación para el implante de una prótesis de pene, si los medicamentos o las inyecciones intracavernosas no funcionan.

 

¿Cómo es después de la cirugía de pene?

Hay algunos factores a considerar para la post-implantación. Entendamos ¿Qué son?

El primero es la anatomía del paciente. Cada uno tiene un tamaño y calibre de pene. Incluso cuando el mecanismo de erección funcionaba perfectamente, no se espera ganar más calibre del pene después de la prótesis, debido a las limitaciones de esta anatomía.

Cuando existe una indicación quirúrgica para corregir la disfunción eréctil es porque el paciente presenta alguna fibrosis en el pene. Si no se corrige, solo el emplazamiento del implante no engrosará el pene después de la prótesis y aún puede hacer que el miembro sea aún más pequeño de lo que era.

Otro problema es el relleno residual. A la hora de colocar el implante, si se conservan al máximo los cuerpos cavernosos, es posible mantener más relleno. Sin embargo, no depende de la prótesis, sino de la erotización. Por lo tanto, la forma correcta de evaluar el llenado residual después de la cirugía es respetar la estimulación sexual.

 

Reconstrucción de los cuerpos cavernosos

Cuando se presuriza, el pene aumenta de tamaño y calibre, hasta donde lo permite la elasticidad de su cubierta (túnica albugínea). A lo largo de la vida, esta túnica puede sufrir pérdida de elasticidad, lo que reducirá el tamaño y calibre de su pene.

Si el implante de pene se coloca con elasticidad reducida, no será posible modificar su longitud y diámetro. Por lo tanto, tenemos que tratar también la túnica, realizando la reconstrucción del pene, con la llamada Técnica Egydio.

Esta técnica se realiza respetando los límites de las estructuras anatómicas (nervios y vasos). Así, es posible insertar una prótesis de mayor calibre y tamaño para ese paciente específico, haciendo que el grosor del pene después de la prótesis de pene sea el mayor posible para el caso.

 

¿Inflable o maleable?

A veces el paciente le pide al cirujano que la prótesis sea la versión inflable, a veces la maleable, pero esta preferencia no siempre es la mejor opción para el caso. Para definir la mejor prótesis de pene, tenemos que basarnos en la experiencia y la observación.

La prótesis inflable, por ejemplo, tiene diferentes opciones de cilindro: uno se expande más, otro tiene restricción de expansión, otro no expande… Supongamos que se implanta un cilindro con restricción de expansión en un pene largo y de calibre. Es difícil para el paciente lograr una buena rigidez vertical en la hora H.

Otro ejemplo: la prótesis maleable generalmente tiene cilindros con calibres que van desde los 9,5 hasta los 13 milímetros. Es más fácil implantar un cilindro fino en el pene, conservando el relleno residual, pero si el pene es largo, la prótesis no ofrecerá la rigidez suficiente.

Además, hay que recordar que, con la reconstrucción, el cirujano puede implantar el cilindro del mayor calibre posible para ese pene. Sin ella, probablemente no será posible colocar una prótesis de este calibre.

Es fundamental que el médico, acostumbrado a utilizar todos los tipos y modelos de implantes disponibles, conozca la anatomía del pene para orientar correctamente al paciente en la elección de la prótesis.

 

Reemplazo de implante de pene

¿Sabes cuando te compras un zapato nuevo, que al principio te queda un poco apretado, pero con el tiempo se empieza a adecuar?

Con el grosor del pene tras la implantación de prótesis de pene, puede ocurrir algo similar. Si el cilindro implantado se adecua, es posible cambiarlo por un cilindro aún más grande.

Sin embargo, si la reconstrucción se realiza en la primera cirugía, lo que permite implantar la opción de mayor calibre para el caso, se evita que el paciente vuelva al quirófano en el futuro. Por lo tanto, el reemplazo solo es necesario si la prótesis ya no ofrece rigidez vertical - si el cilindro se adecuó, entonces se inserta una opción de mayor calibre.

Si lo prefieres, haz clic abajo y habla con mi equipo. Será un placer aclarar tus dudas y ayudarte a recuperar la salud sexual.

ENTRAR EN CONTACTO

LEA MÁS

Para conocer más sobre el trabajo desarrollado en la clínica por el Dr. Paulo, échale un vistazo:

Dr. Paulo Egydio

MD, PhD, Dedicado no Tratamento da Doença de Peyronie, Pênis Curvo e Implante de Próteses Penianas. Doutor em Urologia pela USP, CRM 67482, RQE 19514. - Vencedor do Debate do Sobrevivente da AUA em 2019.





Suscríbase a nuestro blog